Cultivar la energía del Dar



Para entender nuestro funcionamiento es preciso viajar a nuestro origen, de dónde venimos, a dónde vamos, cuál es el sentido de la vida.

Cuando entramos en esa dimensión del pensamiento nos damos cuenta que somos seres espirituales, que venimos a la tierra para desarrollar nuestra capacidad de amar y dar, que estamos

4 aquí de paso, que la vida es muy corta, y que no queremos perder el tiempo en odiar, pelear, enojarnos y tanto más, que debemos gozar cada momento al

máximo...

Es por esto que es mejor tener en cuenta que cada acción impacta nuestro futuro, que cada acción es una fuerza que abre puertas, que yo elijo la actitud con que doy el primer paso. Por otro lado, sabemos que vivimos aquí en la tierra y que es el contacto con la naturaleza lo que nos sana. Cuando observamos una flor, sentimos su aroma, nos maravillamos con su color, cuando disfrutamos del aire en contacto con nuestro cuerpo, cuando

estamos en el mar, disfrutamos del sol, es ahí, en ese momento cuando nos sentimos bien.

Sabemos que depende de nosotros el desarrollo de nuestro planeta; es por esto que resulta importante tener un objetivo claro, un punto futuro para donde dirigirnos, aunque no sepamos cómo será el camino para lograrlo.

La práctica me ha enseñado a disfrutar del camino, a veces hay que atravesar montañas, otras disfrutar de los valles, estar tranquila en las tormentas y gozar de las aguas calmas.

Porque venimos aquí a disfrutar, a amar y entregar.

Así es el Flow, consciencia en el movimento, consciencia en el camino, en cada momento, lo importante es dar el primer paso y el segundo paso darlo con el propio“peso del cuerpo”. La práctica me ha enseñado a disfrutar el camino paso a paso, sin importar las piedras, ríos, montañas, días y noches.

Namaste

0 vistas
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube

Manquehue norte 2120

Vitacura, Santiago

Chile, Sudamérica

CP 760000

paulaportugueis@surya.cl